SCHWENK Zement KG opta
por un Pipe Conveyor de BEUMER Group

Mejoras en operación con interrupciones de servicio mínimas y sin pérdidas de material

SCHWENK Zement KG está reemplazando su antigua línea de transportadores de cadena en artesa por una moderna banda transportadora tubular tipo Pipe Conveyor de BEUMER Group para transportar combustibles alternativos, tales como plástico triturado, tejidos y papel desde la nave de almacén al sistema de alimentación del horno en su fábrica de cemento en Bernburg, Alemania. Este sistema de transporte completamente cerrado no sólo asegura un transporte del producto a granel con reducido impacto ambiental y elevada eficacia energética. El trabajo de mantenimiento se reduce notablemente y el sistema puede adaptarse de forma óptima a las condiciones ambientales.

Con su diversidad de productos y su capacidad de producción, la fábrica de cemento SCHWENK en Bernburg es una de las fábricas de materiales de construcción más grandes y eficientes de Alemania. La producción de cemento a orillas del río Saale goza de una larga tradición, debido a la presencia de depósitos de piedra caliza de alta calidad. La fábrica existe desde 1960. SCHWENK la adquirió en 1990, demolió las instalaciones existentes y construyó una fábrica totalmente nueva. El portfolio actual incluye una ancha gama de ligantes especiales de gran calidad. La empresa produce la solución ideal usando una moderna técnica de mezcla, como se requiere para la construcción de túneles, carreteras y pozos, así como para la ingeniería medioambiental y geotérmica.

Una producción sostenible es un factor particularmente importante para la fábrica de SCHWENK. La producción de cemento ha sido siempre una de las industrias con más alto consumo energético. Esta es la razón por la que SCHWENK minimiza el uso de combustibles primarios como carbón o petróleo y apuesta cada vez más por combustibles alternativos. Se trata principalmente de mezclas de residuos de alto valor calorífico como los plásticos, materiales de embalaje y tejidos. Estos se transforman en combustibles de alta calidad con parámetros definidos en plantas de regeneración externas.

Procesos con gran consumo de calor

Para la producción de cemento, la piedra caliza se extrae, tritura y homogeneiza con otras materias primas. Esta grava cruda y los demás materiales se transportan luego sobre bandas transportadoras desde el lecho de mezcla a la fábrica. Allí se muelen en los molinos de materia prima hasta obtener la finura necesaria para el proceso de quemado y luego se secan. A continuación la harina cruda se homogeneiza y almacena temporalmente en grandes silos. Para obtener clinker Pórtland, un producto intermedio de grano grueso, la harina cruda se transporta primero al precalentador ciclónico y luego al calcinador, ambos alimentados con combustibles alternativos. El contenido de cal en la harina cruda se desacidifica a temperaturas superiores a 950 grados centígrados. Luego el material llega al horno rotatorio y se calcina a temperaturas de aproximadamente 1.450 grados centígrados.

Hasta ahora SCHWENK empleaba una línea de transportadores de cadena en artesa para transportar los combustibles de la nave de almacén a los sistemas de alimentación para el quemador principal. Estos transportadores están equipados con arrastradores instalados en una cadena cerrada y transportan el producto a granel en una artesa. "Usábamos esta instalación desde hace más de diez años. Por eso teníamos que hacerle mantenimiento cada vez más frecuentemente", explica Dirk Fabian, jefe de producción de SCHWENK en Bernburg. Otro problema: Después de la ampliación del sistema de dosificación, el transportador de cadena en artesa ya no podía transportar una cantidad suficiente del producto a granel -que tiene una densidad de solamente 0,2 toneladas por metro cúbico- a las básculas de dosificación (y, por lo tanto, al quemador principal). "Buscamos una solución alternativa que fuera ecológica y, al mismo tiempo, necesitara un mantenimiento mínimo", dice Dirk Fabian. El nuevo transportador debía adaptarse, gracias a su construcción, de forma óptima al trazado curvilíneo del terreno de la fábrica.

Amplia competencia, óptimo soporte

Para el fabricante de materiales de construcción, BEUMER Group era la mejor elección como proveedor de la tecnología de transporte apropiada. Durante años, SCHWENK ha colaborado estrechamente con el especialista de sistemas a nivel internacional. BEUMER ha suministrado a SCHWENK Putztechnik GmbH & Co. KG, con sede en Ulm, varios paletizadores de capas de alto rendimiento del tipo BEUMER paletpac® equipados con el nuevo dispositivo de giro de dos bandas transportadoras. BEUMER ha sido proveedor de soluciones de tecnología de transporte en el sector de materiales de construcción desde hace casi 80 años. BEUMER ha concentrado a nivel mundial la totalidad de sus competencias en la industria de materiales de construcción y ha establecido varios "Centers of Competence" para poder dar un óptimo soporte a los fabricantes ofreciendo soluciones de un solo proveedor. La división de "Pipe Conveyors" es uno de esos "Centers of Competence". Estos centros se ocupan de las ventas y la gestión de proyectos a nivel mundial. Recogen y procesan el know-how de las filiales nacionales y lo transfieren directamente a los especialistas del grupo en las divisiones correspondientes en todo el mundo.

Alto nivel de protección medioambiental, bajo mantenimiento

"Junto con los responsables en Bernburg, desarrollamos una solución que se adaptaba perfectamente a nuestras necesidades", dice Michal Mikulec, gerente de BEUMER Group Czech Republic a.s. y supervisor del proyecto. La opción inicial fue la combinación de un nuevo transportador de cadena en artesa con varias bandas transportadoras abiertas, pero se descartó rápidamente. Se vio claramente que un Pipe Conveyor era la opción ideal para garantizar protección medioambiental y bajo mantenimiento. Su diseño cerrado protege el medio ambiente contra la caída de los productos transportados. Otra ventaja es que no se forma polvo a lo largo de la línea de transporte en operación", explica Michal Mikulec. Este tipo de transportadores ofrece aún más beneficios. Pueden superar largas distancias y estrechos radios de curvatura. Gracias a su adaptabilidad a las curvas, se necesitan muchas menos torres de transferencia, en comparación con otros tipos de bandas transportadoras. Así el usuario se beneficia de una reducción notable de los costes y de un sistema personalizable para cada trazado. BEUMER Group suministró e instaló un sistema con un diámetro de 200 milímetros y una longitud de 230 metros capaz de transportar hasta 15 toneladas por hora. BEUMER fue también responsable del proceso completo incluyendo el diseño técnico y la totalidad de la construcción metálica.

Se emplean cintas transportadoras duraderas y resistentes a la tracción. "Para determinar el tipo de cinta óptima para la instalación de SCHWENK, calculamos las fuerzas de tracción así como las fuerzas derivadas de la aceleración y deceleración, considerando siempre el peso propio de la cinta y del producto transportado", explica Michal Mikulec. Los ingenieros calcularon además la posición de la cinta para los diferentes radios de curvatura para cintas con y sin carga. Otra ventaja es la baja emisión de ruidos del Pipe Conveyor. "Gracias a rodillos portantes especiales, cojinetes silenciosos y motores eléctricos poco ruidosos funciona casi sin hacer ruido. Esto hace el trabajo diario en la empresa más agradable para nuestros empleados y evita molestias para los habitantes de los alrededores de la fábrica", dice Dirk Fabian.

Funcionamiento fiable

En la nave de almacén las grúas toman los combustibles alternativos procesados y los depositan en las tolvas de descarga con el sistema de descarga. La banda transportadora con cadenas lleva el material en continuo al nuevo Pipe Conveyor que lo transfiere a las básculas de dosificación del quemador principal.

BEUMER consiguió adaptar de manera óptima el trazado del transportador a la fábrica. Los expertos también cumplieron con otro requisito: los soportes no debían impedir el tráfico de camiones por debajo del Pipe Conveyor. Por eso los técnicos fijaron el primer soporte directamente a la pared de la nave de almacén. BEUMER diseñó el sistema de tensado del transportador como una torre tensora. Este se encuentra directamente al lado de la estación de alimentación.

Desde la adjudicación del pedido hasta la puesta en servicio en febrero de 2014 transcurrieron sólo ocho meses. "La instalación de BEUMER lleva ya funcionando en nuestra fábrica algunos meses," dice Dirk Fabian. "Estamos muy contentos. Es muy robusto y no hemos tenido ninguna avería."