Gandl confía en el
robot paletizador de BEUMER

Un apilamiento rápido, suave y de gran calidad

Gandl Natursteine GmbH con sede en Inning (Ammersee), Alemania, es uno de los más destacados fabricantes y proveedores de piedras naturales en Baviera. Para poder suministrar los guijarros de colores, no sólo a granel sino también empaquetados en sacos, la empresa confía en el BEUMER robotpac®, un robot articulado capaz de apilar los sacos llenos en paletas de un modo rápido, suave y con gran eficiencia. Para Gandl, esto significa un proceso de embalaje más efectivo y una mayor rapidez en la entrega al cliente.

La pasión por las piedras naturales puede percibirse por todas partes en la empresa Gandl Natursteine – en el diseño del jardín, en la gama de productos y sobre todo en el comprometido equipo dirigido por Rainer Gandl, fundador de la empresa. No hay dos piedras iguales, ni en el color o veteado, ni en la estructura. La gama de productos para el diseño del jardín comprende piedra caliza, basalto, granito, pizarra, rocas erráticas, estelas y baldosas de terraza, así como encimeras de cocina, baldosas y escalones para zonas interiores. Gandl importa material de todo el mundo. "Hasta ahora, sólo podíamos ofrecer las piedras de colores como material a granel", señala Rainer Gandl. "Sin embargo, teníamos la intención de ensamblarlas y para esto necesitábamos una línea de embalaje completamente nueva en nuestra planta en Kaisheim en la comarca de Donau-Ries."

Las piedras naturales se suministran en grandes cantidades. Los cargadores de rueda de cuchara las vierten en silos para su tratamiento. Las piedras se limpian automáticamente con chorros de agua. Posteriormente, son tratadas respecto a su forma, tamaño y superficie y se clasifican por medio de un tamizador. Un sistema de transporte lleva las piedras al sistema de embalaje. A continuación se empaquetan en sacos de plástico que luego se sueldan.

Una solución de paletización fiable que requiere poco espacio

"Para paletizar los sacos de forma automática, fiable, eficiente y sobre todo rápida, necesitábamos una solución que ahorrara espacio", dice Rainer Gandl. La empresa BEUMER de Beckum entró en juego a través de la empresa contratista. El especialista de intralogística suministró el BEUMER robotpac® 600. "Este robot articulado apila los sacos suavemente con un alto nivel de fiabilidad, asegurando una gran calidad", dice Peter Schmidt, el jefe de ventas para la región sur de Alemania. El BEUMER robotpac® paletiza hasta 200 sacos por hora. "Podemos aumentar la capacidad a 400 sacos por hora caso sea necesario, ya que se pueden recoger y mover varias unidades de embalaje al mismo tiempo, de acuerdo con el tamaño y con la configuración de las capas“, confirma Schmidt.

Gracias a la extrema flexibilidad del BEUMER robotpac® se pueden superar los procesos más complejos con parámetros básicos variables de manera fiable y económica. „Además es muy resistente. Esto permite un funcionamiento seguro incluso en condiciones extremas," explica Schmidt. Las unidades de accionamiento funcionan de forma fiable, eficiente y silenciosa. Equipado de un eje de movimiento adicional y un motor integrado y conectado al equipo de control, el robot paletizador puede incluso desplazarse libremente sobre un carril.

"El calculador de trayectos de cuatro ejes es de fácil manejo y puede adaptarse de forma flexible a las condiciones de uso. El usuario no necesita conocimientos específicos de robots,“ señala Schmidt. El robot paletizador tiene un programa múltiple para todas las configuraciones de capas. Basta apretar un solo botón para ajustar el BEUMER robotpac® a los cambios de tamaño o material.

Recogida suave y paletización eficiente

BEUMER ha desarrollado diversos módulos de recepción de carga, según la aplicación, para tratar de manera individual y eficiente las diferentes mercancías empaquetadas, como por ejemplo las horquillas prensoras, los prensores aspiradores o los prensores paralelos. Estos pueden ser cambiados en cualquier momento. "En Gandl, para garantizar un manejo suave de los sacos y colocarlos lo más precisamente posible, hemos construido una herramienta combinada especial", explica Schmidt. Esta consiste de una horquilla prensora para sacos y un prensor de paletas. "De esta manera nos ahorramos espacio y costes", se alegra Rainer Gandl. Con esta herramienta combinada no se necesita ningún separador de paletas. "Y comparado al uso del dispositivo tipo garra que normalmente se aplica para este fin, la formación de capas es mucho mejor," añade Schmidt.

Hasta diez paletas pueden colocarse en el depósito de paletas vacías. El BEUMER robotpac® se posiciona por encima de la pila, abre el prensor de paletas, coge una paleta, se posiciona por encima de un transportador de rodillos y deposita la paleta. Un transportador de rodillos de recepción entrega los sacos al paletizador. El BEUMER robotpac® se mueve a la posición de recepción silenciosamente y con la aceleración máxima hasta casi alcanzar el punto de destino. Las horquillas se mueven bajo el saco y un dispositivo prensador lo sostine durante el transporte. El robot se desplaza hacia la paleta en un movimiento vertical. "Ya que solamente se lleva a cabo un desplazamiento vertical, se puede asegurar un proceso de depósito muy preciso“, explica Schmidt. Las horquillas se abren y la horquilla empujadora quita el saco al empujarlo. El sistema prensor se desplaza verticalmente de la paleta hacia el transportador de rodillos con aceleración máxima, y el ciclo vuelve a empezar.

Configuración precisa de la pila

Un sistema de ultrasonido mide la altura de la pila de manera muy precisa, por lo que es posible calcular la posición exacta de depósito de la mercancía empaquetada para que ésta se pueda depositar con precisión y cuidado. Ello garantiza una configuración óptima de la pila. "Esto no sólo es una característica de calidad para Gandl, sino también asegura una gran estabilidad durante el transporte y el almacenaje.

Además permite una integración segura en los procesos de embalaje posteriores", dice Schmidt. Para este fin, Gandl usa la máquina completamente automática de enrollado por estirado BEUMER stretchpac® R. Esta máquina trabaja según el principio de la paleta giratoria: Se gira la paleta, se coloca y corta la hoja de estirado y se pega el extremo de la hoja a la pila en un proceso automático. La superficie de la pila de la mercancía empaquetada es protegida por una hoja de cubierta. "Así podemos completar un total de 36 paletas y suministrar mercancías a nuestros clientes de forma mucho más rápida", dice Rainer Gandl.